ALEX LLOPIS

WELCOME TO ISSYK-KUL

/EMERGENTE

El lago Issyk-Kul o “Lago Caliente”, que se encuentra en el noreste de Kirguistán, es el segundo lago de montaña más grande del mundo y, debido a su alto nivel de salinidad, no se hiela nunca. Durante la época soviética, la orilla norte se convirtió en un popular destino de vacaciones y se edificaron muchos balnearios.

Kirguistán mantiene viva la herencia soviética, más por dejadez que por voluntad política. Es fácil encontrar todo esculturas de Lenin o monumentos conmemorativos de la Segunda Guerra Mundial. Este legado me llamó la atención cuando estuve de vacaciones y decidí volver para documentarlo.

Gracias a mi guía Alex Kalmykov, descubrí que no sólo se había mantenido la señalética propagandística, sino que también se habían conservado todas aquellas señales viales que hacían referencia a información geográfica general. Alex, ingeniero de telecomunicaciones durante la época soviética, me explicó que estas fueron encargadas a importantes arquitectos.

Este proyecto intenta ser un breve catálogo de estas señales viales soviéticas no propagandísticos. Hice las fotografías como si fueran parte de una colección de postales, y todas se dispararon durante un roadtrip de cinco días en los que Alex y yo bordeamos el lago.