MARCO PANZETTI

IN BETWEEN

/EMERGENTE

Alimentado por numerosas crisis humanitarias en África, en Oriente Medio y en Asia, y empujado por el empeoramiento de la situación de violencia generalizada en Libia; el éxodo hacia Europa atravesando el Mediterráneo continúa. En 2016, más de 5000 personas han muerto en el mar Mediterráneo.

La odisea de los migrantes de Libia y el viaje previo desde su país es espantosa: secuestros, extorsiones, tortura, trabajo forzado y violaciones se reportan con frecuencia a través de los testimonios recogidos a bordo del Aquarius.

La única salida hacia delante es la que ofrecen (a precio muy caro) los traficantes de personas: aquellas precarias pateras sobrecargadas, que ni en las condiciones atmosféricas más favorables conseguirían llegar hasta Italia.

Ser avistados en mar abierto es su única posibilidad de supervivencia.

Gestionado por las ONGs SOS Méditerranée y MSF MSF, el barco de rescate Aquarius ha salvado más de 9000 personas durante las 70 operaciones de rescate que se han llevado a cabo entre febrero de 2016 y marzo de 2017.