MYRIAM CORREA

THE WALL

/NUEVOS TALENTOS

myriam-correa

web: http://myrtlehood.blogspot.com.es/

The Wall nace de la idea de represión y enclaustramiento. De la alienación en el mundo, de la separación de los demás. El aislamiento en primera persona.

El Muro de Berlín es un recuerdo de un horror que nadie que no haya pasado por esta parte de la historia puede imaginar. Las atrocidades cometidas en la Alemania Nazi marcaron a los alemanes, Europa y Norteamérica. Muchas personas han sentido vergüenza de su condición alemana o incluso de ser humano, y quieren olvidar; otras muchas, en Alemania, se repiten que algo así nunca más podría volver a ocurrir. El Muro está allí para recordarnos que todo es posible.

Este trabajo es un homenaje a un trozo de historia que todos llevamos dentro y que nos representa. Un trozo de muro, abstracto, que se posiciona delante de nuestros ojos para recordarnos que la separación es real, que existe, cada día, en los muros que nosotros mismos construimos, y que son más hábiles, porque no están hechos de piedra . Muros de vergüenza, complejos, inseguridades, aversión a los demás, desconexión con el otro. La disociación actual de las personas del primer mundo empequeñece el alma, así es como uno se siente cuando está rodeado por un muro. Todo pierde color y enfoque porque en una situación así, queremos olvidar; desenfocamos lo que nuestra conciencia no observa, desenfocamos cuando nos desvanecemos, antes de ir a dormir, cuando estamos angustiados, sentimos estrés o nuestra vida está cansada; incluso antes de morir, la última imagen que muchas personas se llevan, está desenfocada debido al rodamiento ocular.

Esta perspectiva del Muro de Berlín nos recuerda lo que es sentirse en el centro de una tragedia, de nosotros hacia el mundo y del mundo hacia nuestro ser. Una tragedia histórica, una tragedia tristemente cotidiana en forma de muro cuyas paredes son nuestra responsabilidad derribar cuanto antes.